La Ecosenda de la Fuente del Berro

La Ecosenda de la Fuente del Berro

Una conexión con la naturaleza y la historia junto a la M-30

La ecosenda de la Fuente del Berro ofrece una experiencia sorprendente junto a la M-30, en el distrito de Salamanca. El segundo con menos zonas verdes de la ciudad de Madrid.

Inspiradas en esta frase de Leonardo Da Vinci «Solo se cuida lo que se ama, y solo se ama lo que se conoce«, arrancamos esta actuación sobre ecología urbana. Cuidar de los espacios verdes es fundamental para mejorar la calidad de vida en la ciudad y aproximar el ODS11, Ciudades y comunidades sostenibles.

La UDC de Salamanca, dependiente del Área Delegada de Coordinación, Transparencia y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, y gestionada por la agrupación de La Rueca y Provivienda, ha estado realizando este otoño itinerarios en la Fuente del Berro con pequeños grupos. Comenta un compañero del equipo que “todo el trabajo realizado en equipo para la preparación de la ecosenda ha sido una buenísima experiencia”. La suerte de contar en el distrito de Salamanca con el parque de la Quinta de la Fuente del Berro, declarado BIC (Bien de Interés Cultural) en 1941, nos ha proporcionado la posibilidad de investigar y de trasladar al vecindario del distrito el valor de este emblemático espacio.

Desde el por qué de este pequeño paraíso en esta ubicación concreta y de la importancia que siempre ha tenido el acceso al agua («Los viajes del agua»), hasta la prestación de los servicios ambientales que ofrece, pasando por su particularidad de Real Sitio durante el reinado de  Felipe IV, sin dejar de lado la biodiversidad que alberga – ejemplares de árboles majestuosos incluidos en los Catálogos de Árboles Singulares de Madrid, diversidad de especies de aves, anfibios e insectos que se pueden avistar en las diferentes estaciones-. «Es un espectáculo de naturaleza urbana», apunta una compañera.

Parte del ecosistema que forma la ecosenda

Apunta otra compañera: «Y no queremos olvidarnos del increíble documento gráfico que nos ha facilitado personalmente la biznieta del pintor Antonio Ortiz Echagüe», quien residió en la Quinta en los años 20 y 30 (parte de su obra  se puede contemplar hoy en día en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía). «Las fotografías aportadas por la familia son un documento histórico de gran valor, que compartimos también con quienes participan en la ecosenda».

La importancia de los parques, los espacios verdes y los cursos de agua

“Hemos incluido experiencias para despertar los sentidos y no deja de sorprendernos la reacción de quienes participan”, señala una compañera. Su propia vivencia refuerza el mensaje que traen los datos contrastado: los fragmentos verdes urbanos absorben contaminación acústica y atmosférica en la ciudad, contribuyendo así a la mejora de nuestra salud, tanto física como mental.

Las personas nos comparten su admiración ante hechos como que, por ejemplo, un sólo pino carrasco sea capaz de fijar en un año el CO2 generado por 30 vehículos que recorran 10.000 km al año. También les resulta muy interesante comprobar a través de una aplicación móvil gratuita de sonómetro que la vegetación actúa como amortiguador de ruido, lo que se testa comparando los decibelios medidos a un lado u otro de una cortina vegetal contigua a la Calle 30.

Helecho con soros / Ginkgo biloba / App. Sonómetro / Campaña municipal Prevención COVID «Madrid en manos de todos

Y sobre todo, «a las personas nos fascina conectar con la sabiduría de la naturaleza», lo que se facilita a lo largo del recorrido por esta emblemática zona verde en todas las estaciones, observando la diversidad de diseños naturales (tipos de frutos y semillas, modelos adaptativos de formas de vida, etc.), explorando con los participantes aplicaciones telemáticas para la identificación de especies como PlantNet y profundizando en los usos de las diferentes plantas, así como indagando en la relación de la biodiversidad con la cultura popular y otras curiosidades.

Os animamos a experimentar la Fuente del Berro y a cuidar de ella, y de todos los espacios verdes que humanizan nuestra ciudad, para que Madrid haga honores de su reconocimiento como «Ciudad arbórea del mundo 2019» por la FAO y la Fundación Arbor Day, y pueda progresar cada día un poco más de isla de calor a isla de color.

Unidad Distrital de Colaboración de Salamanca.

Más información en: coordinacionsalamanca@larueca.info / 664 85 34 11

 

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad

Sígueme en Feedly