Día de la mujer y la niña en la ciencia

Día de la mujer y la niña en la ciencia

La importancia de que exista un día como el de hoy

Hoy no es un día más, es un día digno de memorar y de celebrar. Porque hoy es el día en el que se homenajea a las mujeres que durante tanto tiempo estuvieron invisibilizadas en un ámbito exclusivamente masculino, la ciencia.

Y es que la ciencia ha avanzado y procurado descubrimientos increíblemente importantes y dignos de mención, pero entre esos hallazgos no se encuentra la igualdad.

Los nombres más sonados en la historia de la ciencia son, Newton, Tesla, Edison o Einstein. Atrás y lejos quedan nombres de mujeres que hayan hecho grandes aportes científicos, exceptueando a Mary Curie, madre del radio. A ellas se les ha otorgado el rango de “mujer de”, independientemente de lo interesante o divulgativa que fueran sus hazañas.

Diferentes nombres

¿A alguien en la sala le suena el nombre de Marie Lavoisier, Rosalind Franklin, Barbara MCClintock o Grace Hopper? A priori pueden sonar a nombres de actrices famosas de la talla de Rita Hayworth. Nada más lejos de la realidad. Son los nombres de algunas de las científicas que han contribuido a hacer la vida más sencilla con sus descubrimientos.

La primera de ellas, Marie Lavoisier, solamente es conocida por ser la mujer del considerado padre de la química moderna Antoine Lavosier. Entre los trabajos de él destacan sus estudios sobre la oxidación de los cuerpos, el fenómeno de la respiración animal, el análisis del aire, la ley de conservación de la masa la teoría calórica, la combustión y diversos estudios sobre la fotosíntesis. Pero en cada investigación estaba su imprescindible colaboradora Marie. Trabajó como su ayudante de laboratorio, dibujante, editora y traductora. Siendo ella una pieza imprescindible ya que gracias a las correcciones y traducciones que hacía, su marido pudo leer diversas obras de química que le permitieron darle la vuelta a la ciencia y redirigirla hacia el mundo moderno. De este modo Marie Lavoisier se convierte en la madre de la química moderna, madre poco valorada a lo largo de la historia.

Marie Lavosier con uno de sus ensayos

O Rosalind Franklin que fue una experta en la técnica de difracción de Rayos X y la primera persona que con ayuda de dicha técnica, consiguió una imagen que demostraba la estructura del ADN. Pese a todo, durante muchos años el mérito de este descubrimiento se lo llevaron su jefe y sus compañeros de laboratorio que usaron los datos que Franklin fue consiguiendo sin su consentimiento.

Otro ejemplo digno de mención en el mundo de la ciencia y la tecnología es la informática Grace Hopper. Hopper, pionera en el mundo de la computación consiguió hacer programas informáticos utilizando el lenguaje normal, en su caso el inglés al ser su lengua materna. Desarrolló un método en el que los ordenadores tradujeran por si mismos el inglés a un idioma legible legible por las maquinas. Lo que se denomina hoy en día como un compilador.

Nuestra última participe es la ganadora del Nobel en Medicina Bárbara MCClintock. Bióloga que descubrió lo que en la genética se denomina como “los genes saltarines”; un suceso que demuestra que los genes no siempre mantienen el mismo lugar en los cromosomas. De ahí el término “saltarines”. Este hallazgo no fue bien recibido por su colegas de materia masculinos, y el rechazo hacia Franklin fue tal que decidió abandonar la investigación. Veinte año más tarde varios científicos corroboraron lo que ella ya había descubierto y fue la ganadora del Nobel en 1983.

Estos son solo unos pocos ejemplos de algunas mujeres que fueron silenciadas y renegadas en vez de valorar como merecia los aportes y logros que hicieron a la humanidad.

El caso de Mileva Maric

No hay quien no conozca a Einstein o le suene la Teoría de la relatividad. Lo cierto es que detrás de esa archiconocida formula, se encuentra una desgraciadamente no tan conocida mujer. Mileva Maric.

Mileva fue la primera mujer del físico y se la conoce (o se la debería conocer) como la madre de la relatividad. Fue compañera de Einstein en el estudio de la relatividad. De hecho si el Nobel que Einstein ganó es tanto de él cómo de ella, es un debate que ya se abrió en el año 1980 cuando se pudieron sobre la mesa la cartas se enviaban hablando del trabajo de ambos: “Hace poco hemos terminado un trabajo muy importante que hará mundialmente famoso a mi marido” son palabras que la matemática le dirigía a una amiga y que usaban frases como “nuestro trabajo” o “nuestra investigación”.

Además de a la supuesta colaboración con el físico, durante los años de matrimonio Maric se dedicó a la crianza de sus hijos y a las tareas del hogar. Poco antes de su divorcio, en 1914, Einstein escribe a su mujer una carta con una serie de condiciones para continuar con el matrimonio. Entre las que destaca: «tendrás que encargarte de que mi ropa esté ordenada; de que se me sirvan tres comidas al día en mi habitación» o «renunciarás a toda relación personal conmigo, excepto cuando lo requieran las apariencias sociales y no esperarás ningún afecto de mi parte». A partir de la fama del fisico, este dejo de considerar a Marci como una igual, pasando a tratarla y obligarla a desempeñar las tareas propias de una mujer de la época, entre las cuales no se encontraban los estudios ni investigaciones.

Desde entonces, son muchos los historiadores y científicos que reconocen la implicación de la matemática en sus trabajos científicos llegando algunos, como el a afirmar que la Teoría de la Relatividad es obra también de ella.

Mileva Maric junto a Albert Einstein

Aún queda camino por andar

Pese a todas las científicas que han pasado desapercibidas a lo largo de la historia y que sirven como ejemplo de superación, aún queda mucho camino por recorrer a día de hoy. Si bien las mujeres tienen acceso a la ciencia como cualquier hombre, a la hora de la verdad la realidad es más cruda de lo que parece.

Según el Instituto de la Mujer, pese a que el 54% de los universitarios en nuestro país son mujeres, solo el 25% de las personas matriculadas en grados de Ingeniería y Arquitectura en España son mujeres. En carreras como Informática, ese porcentaje se reduce a un 12%.

Tal y como muestra la UNESCO además todavía hoy solo 3 de cada 10 profesionales en el ámbito de la investigación en el mundo son mujeres.

Desde La Rueca sabemos y luchamos porque este camino avance. Por eso promovemos el empoderamiento digital y la participación con mujeres y niñas en el ámbito de la ciencia. Fomentando así diferentes cursos dirigidos y orientados a chicas para crear interés en ciencia y herramientas tecnológicas, como lo fueron el pasado curso formativo de desarrollo de videojuegos y el motor de juegos Unity así como el  curso ChicasInTech.

Uno de los cursos tecnológicos de la entidad junto a Fundación Esplai

Para aprender todo lo posible , a continuación se facilitan algunos enlaces interactivos de interés para saber más aquellas mujeres referentes en el mundo de la ciencia:

  • El videojuego 3 Chicas In Tech, de La Fundación Esplai, donde conocerás a 3 mujeres referentes en la historia de la ciencia y la tecnología a través de una aventura en la que acompañas a Sofía, una aspirante a ingeniera.
  • El movimiento NOMOREMATILDAS, un espacio que toma el nombre de Matilda Joslyn Gage, la sufragista que luchó por la libertad de la mujer y la primera en denunciar la falta de la presencia femenina en la ciencia. Un espacio que promueve dar voz y el hueco que no han tenido en los libros, mostrando a todas esas mujeres que merecen ser reconocidas en el ámbito cient´´ifico así como todos sus descubrimientos que cambiaron la historia.

 

Bibliografía:

Artículo del NY Times, Dark Side of Einstein Emerges in His Letters: ttps://www.nytimes.com/1996/11/06/arts/dark-side-of-einstein-emerges-in-his-letters.html?pagewanted=all

Instituto de la Mujer, Estudio sobrela situaciónde las mujeresen la ingeniería universitaria: https://www.inmujer.gob.es/publicacioneselectronicas/documentacion/Documentos/DE1763.pdf

Artículo El País: https://elpais.com/especiales/2018/mujeres-de-la-ciencia/

Mujeres con ciencia, El caso de Rosalind Franklin: https://mujeresconciencia.com/2014/05/09/el-caso-de-rosalind-franklin/

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sígueme en Feedly