LA DEVOLUCIÓN DEL DIAGNÓSTICO PARTICIPADO. ZOFIO, USERA

Compartiendo la información recogida con sus protagonistas

Como ya hemos hablado en otros post anteriores los diagnósticos participados son investigaciones que nos permiten establecer la finalidad y los diferentes contenidos del proyecto común de  esa comunidad de manera participada.

Buscamos recoger la visión directa de los y las agentes protagonistas en la comunidad acerca de su propio barrio, sus necesidades, sus problemas, las relaciones con los demás, es decir, el Estado de la Convivencia, la identidad barrial, y el Estado de la Participación, variables en gran parte relacionales.

Esta información es procesada y se redacta así un informe acerca del “Estado de la convivencia y la participación”, que se incorpora al Estudio Socio-demográfico,  dando lugar a lo que denominamos Diagnósticos Participados.

Los diagnósticos participados son así un segundo hito/producto, de nuestra metodología. La comunidad es propietaria de toda la información que se produzca, por ello, como parte de la metodología, se realiza una devolución a los distintos sectores de la comunidad.

Por una parte, al personal técnico y a la administración se les hace llegar los respectivos diagnósticos que,  además, quedan disponibles mediante descarga directa desde el blog del servicio . A los vecinos y vecinas, se les hace llegar información mediante redes sociales y material didáctico como dípticos, entre otros formatos.

Pero las devoluciones se realizan a través de espacios de participación presencial: grupos de trabajo convocados para la ocasión, mesas y encuentros comunitarios.

En ésta ocasión os contamos cómo ha realizado el equipo de Convivencia en Usera la devolución del Diagnóstico en el Barrio de Zofio

DEVOLUCIÓN EN ZOFIO

El jueves 7 de febrero, casi 40 personas nos reunimos en torno al Diagnóstico Comunitario de Zofío para hablar y destacar aspectos que afectan a la ciudadanía, profesionales y a la administración en esta zona de Usera, en lo que a convivencia se refiere.

 

Desde las once de la mañana en el Centro Municipal de Salud Comunitaria de Usera, con la participación activa de personas que colaboraron en el 2018 durante el proceso de recogida de información en coloquios y entrevistas, nos contamos el diagnóstico.

Para ello utilizamos como guía tres infografías que destacaban parte de los datos que contenía el diagnóstico, e invitamos a los colaboradores a formar parte de un espacio participativo donde compartir su visión sobre algunas de las conclusiones y propuestas de trabajo para la mejora del barrio incluidas en el documento. Como resultado, el resto de las personas presentes en esta sesión abierta pudieron conocer de viva voz contenidos del texto, e intervenir si lo deseaban. En resumidas cuentas,  se generó un encuentro rico en diálogo constructivo donde compartimos sabiduría e iniciativa para la acción. Además, del mismo modo que reunimos y recogimos sugerencias para impulsar este proceso de organización comunitaria, también recopilamos otras ideas y sugerencias para actualizar y/o ampliar el contenido del diagnóstico comunitario y la guía de recursos de Zofío.

Pretendemos, con el proceso comunitario iniciado el año pasado en el barrio de Zofío, junto al diagnóstico y la guía, ofrecer desde el Servicio de Convivencia, productos abiertos a la actualización continua, con la intención de que se conviertan en herramientas útiles para todas y todos.

Tras la primera parte de debate y reflexión, y con la intención de facilitar la acción, en una dinámica grupal se esbozaron posibles propuestas de acciones comunitarias a realizar en las líneas de salud, participación, empleo y medio ambiente.