Brecha digital en España y la importancia de la tecnología en La Rueca Asociación.

La brecha digital hace referencia a la desigualdad entre las personas que pueden tener acceso o conocimiento en relación a las nuevas tecnologías y las que no. Tomando como datos de referencia a Ferrío, J. V. (2015). La brecha digital en España: estudio sobre la desigualdad postergada:

– 23 de cada 100 españolas nunca han usado Internet y sólo un 69% lo hace de forma frecuente.

– La edad es un factor decisivo en la adopción de nuevas tecnologías: cuando se sube por la pirámide menor es la adopción de Internet.

– España presenta el dudoso honor de situarse entre los tres países de la UE con un menor porcentaje de personas que, con un nivel de estudios máximo equivalente a educación primaria, obtienen sus conocimientos TIC a través de la educación formal

– Prácticamente 3 de cada 10 alumnos españoles de 16 años de edad nunca, o casi nunca, usa un ordenador en las aulas

– Las personas con discapacidad en España están a la cola de Europa en inmersión tecnológica, puesto que una de cada tres señala algún tipo de barrera que le impiden el uso de Internet.

– España ostenta la posición 16 de 27 países de la UE en población con poca renta que accede de manera frecuente a Internet

– El porcentaje de hogares que no disponen de cobertura de banda ancha es treces veces mayor en las poblaciones de menos de 10.000 habitantes que en las capitales de provincia (4,9% frente a 1,7%). Las poblaciones con menos 20.000 habitantes no conocen las redes de fibra óptica ni de cable y el acceso a una conexión con velocidad igual o mayor a 30 Mbps es casi imposible en poblaciones con menos de 5.000 habitantes.

– Los trabajadores/as inactivos que nunca usan Internet triplican a aquellos con empleo, mientras que los desempleados fuera de Internet doblan a aquellos que poseen un puesto de trabajo, lo cual coloca a España en la parte inferior de los países de la Unión Europea en el uso de Internet entre los parados.

– Aun a pesar de que las previsiones apuntan a que España necesitará del orden de 80.000 nuevos profesionales en TIC de aquí a 2020, desde 2007 se ha destruido en España el 20% de los puestos de trabajo de los sectores de alta y media tecnología

– Sólo la mitad de los trabajadores y trabajadoras españolas creen que sus conocimientos informáticos son suficientes si fuera a buscar trabajo o a cambiar el actual (si fuese el caso) en el plazo de un año.

– Nuestro país se revela como un país en donde los colectivos vulnerables están muy expuestos a la exclusión digital, colocando a España en posiciones más que mediocres dentro de la Unión Europea (15ª y 16ª de 29 naciones, respectivamente).

No menos importante es la brecha entre tecnología y género: Citando el estudio de González Ramos, Ana M.; Vergés Bosch, Núria y Martínez García, José Saturnino (2017). «Las mujeres en el mercado de trabajo de las tecnologías»:

(…) la formación de personal cualificado dentro de este ámbito se erige como una prioridad para las próximas generaciones y las economías nacionales. En esta misma dirección, debemos procurar una mayor participación de las mujeres, que por el momento suponen menos de una cuarta parte de las personas ocupadas en este sector. Para incrementar el número de efectivos debemos tomar decisiones determinantes que animen a las chicas a elegir estas disciplinas y a seguir después estas profesiones.

El sistema educativo y el mercado laboral deben asumir ciertos retos dirigidos a atraer a las mujeres hacia un perfil profesional tradicionalmente poco atractivo.

Deben combatir especialmente los estereotipos negativos respecto a la elevada masculinización de los entornos profesionales, y las jornadas laborales intensivas que desalientan a las mujeres a incorporarse y, más tarde, dificultan la retención y promoción profesional. (…)

(…)  Indicios de discriminación también aparecen en las tasas de empleo de las mujeres más jóvenes, quienes parecen representar candidatas menos valiosas para sus posibles empleadores/as. En conclusión, aún quedan barreras que impiden alcanzar una equidad de género y una situación justa entre la población ocupada en los sectores de las tecnologías (…)

De ahí la importancia de generar y crear entornos tecnológicos en la población en riesgo de exclusión, por eso desde Tecnolab la Rueca nos esforzamos por integrar a las mujeres en las TICs.

 

Bibliografía:

Ferrío, J. V. (2015). La brecha digital en España: estudio sobre la desigualdad postergada. Comisión Ejecutiva Confederal de UGT, Secretaría de Participación Sindical e Institucional

http://portal.ugt.org/Brecha_Digital/BRECHADIGITAL_WEB.pdf

González Ramos, Ana M.; Vergés Bosch, Núria y Martínez García, José Saturnino (2017). «Las mujeres en el mercado de trabajo de las tecnologías». Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 159: 73-90. (http://dx.doi.org/10.5477/cis/reis.159.73)

 

 

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Sígueme en Feedly