La Rueca considera voluntario/a social a toda persona física que de forma libre, desinteresada y responsable, y por motivación inspirada en principios de solidaridad, dedica parte de su tiempo libre a realizar una prestación voluntaria, dentro del marco de una organización que comporte un compromiso de actuación voluntaria a favor de la sociedad y la persona. Entendemos, por tanto, que el voluntario o voluntaria es agente social para el cambio y la transformación social.

En resumen: Serán voluntarios/as en La Rueca todas aquellas personas adultas y jóvenes que apoyan en el funcionamiento óptimo de la Organización y su desarrollo, pudiendo desempeñar distintos tipos de tareas, en función del proyecto social en el que vayan a implicarse.

Según esta definición para que el trabajo sea voluntario debe reunir los siguientes requisitos:

  • Que tenga carácter altruista y solidario. En ningún caso, la actividad voluntaria sustituye el trabajo remunerado de la entidad, sino que es una actividad complementaria de la intervención profesional
  • Que su realización sea libre, sin que tenga su causa en una obligación personal o deber.
  • Que no se reciba contraprestación económica a cambio, salvo el reembolso de los gastos que el desempeño de la actividad ocasione.
  • Que se desarrollen dentro de una organización y a través de proyectos concretos de carácter social.
  • Quedan excluidas las acciones voluntarias aisladas y esporádicas, y las ejecutadas por razones familiares, de amistad o buena vecindad.

La Rueca ofrece los diferentes proyectos activos a toda persona que quiera actuar de forma voluntaria, como medio de articulación e implicación en la sociedad. Además, La Rueca, pretende sensibilizar y promover el voluntariado como actividad de reconocido valor, mediante el desarrollo de las actividades y de la formación práctica y teórica que realicen las personas voluntarias que quieran incorporarse.

Sígueme en Feedly